Nuestro bagaje profesional nos sitúa como especialistas en consultoría financiera y de riesgos para pequeñas y medianas empresas. Siendo el objetivo básico la intermediación en el mercado financiero para la obtención de la mejor opción de financiación que exista en el mercado y evitar vinculaciones innecesarias u otros productos adicionales que actualmente incluyen las entidades financieras en cualquier tipo de operación de financiación.

No obstante, nuestra labor de Consultoría financiera va más allá, queremos ser el socio externo que necesita para optimizar sus fuentes de Financiación y que actuará como su Dpto. Financiero sin los costes laborales que ello supondría. Los pasos que seguimos en esa consultoría son los siguientes:

– Lo primero que hacemos es reunirnos con el empresario/autónomo. La labor de consulting financiero se inicia con el estudio de la forma en que se está financiando su empresa, como financia sus inversiones y como está financiando su circulante y su ciclo productivo. En muchos casos la obtención de la rentabilidad en la Pyme pasa por su transformación financiera.

– Hay que hacer una correcta evaluación de la viabilidad de las inversiones en activos fijos y su correcta financiación.

– Tan importante es buscar la operación más adecuada como su correcta presentación a las entidades. Hablamos con éstas de profesional a profesional y negociamos por usted. Hay que presentar un estudio serio y solido de la realidad de la empresa, razonando el objeto y viabilidad de la solicitud de la operación, realizando un plan financiero previsional que permita dar seguridad a las entidades financieras de la capacidad de reembolso futura de la empresa y su operación.

Como resumen, con la consultoría financiera de HISPALIS NERVION podemos determinar la rentabilidad de su empresa y su adecuada financiación, siendo una solución a sus problemas de rentabilidad y liquidez, optimizando y mejorando sus instrumentos de financiación, cambiando de entidades financieras con mejores condiciones, o bien ampliando su “Pool” Bancario. Llegado el caso, todo puede pasar por realizar una reestructuración de sus operaciones al objeto de adecuar la situación de la empresa al pago de su deuda.

 

En definitiva, dedicaremos nuestro esfuerzo en buscar la solución que más se adecúe a la necesidad de la empresa, dando al menos tres opciones de financiación para cada caso, permitiendo al cliente decidir de entre todas y enfatizando nuestros esfuerzos en minorar tanto el tipo de interés como los gastos y comisiones además de las vinculaciones necesarias.